Equipos Itinerantes de Pastoral Familiar - EIPAF-
Equipos Itinerantes de Pastoral Familiar - EIPAF-


Preguntas a los EIPAF, por parte del

 

Pontificio Consejo de la Familia, para su

 

página web.

 

                PREGUNTA:

Podrían resumir el dinamismo de presentación nacional, diocesana y parroquial?

 

 Respuesta:

 

El primer dinamismo es de presentación que se realiza de la siguiente forma:

 

 PRESENTACIÓN OFICIAL NACIONAL O DIOCESANA

La presentación oficial del dinamismo de los EIPAF nacional o diocesana requiere de una mínima preparación previa, que consiste en tener elegido :

  1. Una advocación mariana que dé nombre al futuro EIPAF diocesano.
  2. Un Coordinador y consiliario nacionales-si la presentación es nacional-.
  3. Un animador y consiliario diocesano-si la presentación es diocesana-.
  4. Un coordinador y consiliario de EIPAF, si las diócesis son tan numerosas, que se descentralizan a través de Vicarias , y son necesarios varios EIPAF diocesanos, en cuyo caso los coordinadores diocesanos, son ayudados para coordinar la andadura parroquial, por los coordinadores del EIPAF que los visita . 
  5. Un medio de evangelización, que puede ser los Directorios de la Pastoral Familiar de los respectivos países -si lo hubiese- o Documento programático elegido que contenga el Evangelio del matrimonio y de la vida, o en caso de los países latinos-américanos el Documento de Aparecida.
  6. Agentes de Pastoral familiar, procedentes de movimientos, carismas, o diocesanos, con mucho amor a Dios, a María, a la iglesia, y a la familia, conscientes de la necesidad de servir Gratis Date a la evangelización, para recuperar la espiritualidad de la familia, incardinando su vida en la parroquia, como iglesia cercana, que los lleva a Dios, y los convierte en los verdaderos sujetos de evangelización que la iglesia demanda y necesita.

 PREGUNTA:

¿Cómo llevamos a cabo el servicio en las diócesis?

 RESPUESTA:

 En contacto con la Delegación de la Pastoral Familiar diocesana para dar a conocer la intención de realizar una presentación de la Misión de los EIPAF en su diócesis y pedir su colaboración, para:

  1.  Presentar nuestros respetos, obediencia y sumisión al Señor obispo de la diócesis, a quién servimos y solicitar su bendición y permiso, que permita realizar el servicio en la diócesis de su gobierno pastoral.
  2. Presentar la Misión al Delegado de Pastoral Familiar poniéndonos Gratis Date a su servicio.
  3. A través de la Delegación de la Pastoral Familiar, convocar una reunión con sacerdotes diocesanos, personas de los distintos movimientos y carismas que vivan en la diócesis, para darles a conocer la Misión y pedir y orientar su colaboración .En ese mismo acto se conforma entre los carismas y agentes de pastoral asistentes: el EIPAF diocesano, bautizándolo con nombre mariano.Se distribuyen entre los agentes colaboradores los capítulos del documento programático, que sirve de base al proceso de evangelización, para su estudio y posterior elaboración de un guión o presentación en power point, que para su revisión y aprobación, se ha de presentar al Delegado de Pastoral familiar, coordinador diocesano y consiliario general, nacional y diocesano.

 (Con el tiempo estos guiones constituyen un rico material de pastoral familiar, que se puede compartir las distintas próximas diócesis, que comienzan la Misión, facilitando su aplicación y perfección).

4. Presentar la Misión en una Jornada de familia, que a ser posible presidida por el Señor Obispo para presentar la actividad pastoral a sacerdotes, movimientos, y familias, con un programa que incluyen charlas sobre:

  • La situación actual de la familia en relación a la pastoral familiar.
  • Importancia de los carismas y su comunión en la iglesia.
  • Presentación del dinamismo de los EIPAF.

Como cierre a la Jornada se celebrará la Santa Misa y   la presentación del consiliario, coordinadores y agentes del recién-nacido  EIPAF con nombre mariano .

 5º.-Se Podría visitar una parroquia de la diócesis y presentar la Misión al párroco, consejo de pastoral, o personas que colaboren en: catequesis, cáritas o liturgia, que de decirlo así , podrían ser parroquia pionera en recibir los beneficios de la primera andadura del EIPAF diocesano, cuando estuviese debidamente preparado, que según experiencia en España suele tardar medio año.  

 PRESENTACIÓN ARCIPRESTAL :

Los coordinadores diocesanos son los encargados de realizar la presentación de la Misión en una de las reuniones arciprestales que mantienen los sacerdotes convocados por los arciprestes. Se aprovecha este motivo para entregar los dipticos de la acción pastoral al tiempo que se solicita su colaboración para llevar al Misión a las familias en las Parroquias.

 PRESENTACIÓN PARROQUIAL:

Los coordinadores diocesanos son los encargados de realizar la presentación del dinamismo de los EIPAF en la parroquia, como sigue :

El ANTES : trimestre anterior-la preparación-

Se contacta con el párroco y se decide la fecha de la presentación ; el párroco convoca una reunión e invita a participar al consejo de pastoral, personas que colaboran en la parroquia y familias, a una reunión que explica la Misión, y se les invita a participar.

En esta primera reunión:

  1. Se expone  la causa que motiva la andadura de los EIPAF en la parroquia a través de una charla: La parroquia y al familia, que explica la necesidad de la Misión
  2. Se elige a un Matrimonio o persona ENLACE del EIPAF con la parroquia para coordinar la Acción y realizar las gestiones necesarias para animar la asistencia y gestionar el futuro equpo de familia y vida que con la gracia de DIos y el liderazgo de María ha de surgir tras al evangelizaciñon de las familias y qeu sera presentado el dia de la clausura.

EL PRESENTE. Trimestre central.-La Andadura En la fecha indicada cada agente de pastoral imparte la charla correspondiente al capñitulo que le ha sido asignado , insistiendo siempre en la necesidad de conformar un equipo de Familia y VIda que acoja y cuide la vida de la familia como Caritas a la pobreza.

El DESPUÉS.-Trimestre posterior -La clausura-

Corre a cargo de los coordinadores diocesanos -o los de EIPAF si los hubiere- con una fiesta de familia que celebra:

  • La evangelización recibida
  • El nacimiento del equipo parroquial de pastoral familiar conformado por el párroco o sacerdote asignado como presidente yel matrimonio o persoan enlace elegido con anterioridad y un representante de cada realidad familiar -adolescente, joven, anciano, soltero , emigrante, separado-
  • Se les entregan unos dipolomas acreditativos de la asistencia
  • Se celebra una eucaristia de accion de gracias
  • Se concluye con una fiesta con aperitivo

Breve biografía de los coordinadores generales y miembros fundadores :

 

RESPUESTA:

 

Elvira de los Ángeles Sánchez-Migallón Royo; José María Martínez Checa, hijos de Dios, nacidos respectivamente en Manzanares (Ciudad –Real) y Milmarcos (Guadalajara).

Casados desde el año 1.972 casados, padres de seis hijos, abuelos de dieciséis nietos, profesores de Lengua y Literatura Española, y Geografía Historia, miembros fundadores y coordinadores generales de los Equipos Itinerantes de Pastoral Familiar (EIPAF), conductores del programa en Radio María sobre espiritualidad familiar, ponentes ocasionales en congresos y jornadas de familia.

 

PREGUNTA:

1) ¿Cuáles son las nuevas iniciativas que habéis promovido en estos últimos meses para aumentar la solidez de los grupos? ¿Habéis hecho entrar en el proyecto nuevos movimientos eclesiales o asociaciones?

 

RESPUESTA:


Para la solidez de los grupos es de gran importancia la gestión del coordinador del EIPAF diocesano, apoyado por la existencia de un sacerdote consiliario, que los reúnen periódicamente, para: hacer oración; formar en temas de pastoral familiar; informar de los últimos acontecimientos, publicaciones, eventos de la iglesia universal en temas de pastoral familiar; puesta en común de lo acontecido en la andadura del EIPAF por las distintas parroquias que visitan; nuevos proyectos.

Además de evangelizar a las familias utilizando el documento programático que mejor defina la vida y los cometidos de la Pastoral familiar (en España el Directorio de la Pastoral Familiar, en Sudamérica podría ser el documento de la Aparecida, o cualquier otro documento programático, referido a la formación integral de la familia en la iglesia), se cuida especialmente la trascendencia de la Misión, y si se ha cumplido el objetivo de: conformar el equipo de pastoral familiar parroquial, destinado a acoger la vida de la familia, como Cáritas a la pobreza.

En relación a las nuevas incorporaciones se puede decir, que todos los principales carismas de la iglesia con representación familia, participan en los EIPAF diocesanos. En diócesis pequeñas al ser escaso el número de carismas, colaboran agentes de pastoral familiar, formados en los distintos Institutos de estudios de familia, especialmente matrimonios Máster en ciencias del matrimonio y la familia, procedentes del Pontificio Instituto Juan Pablo II de reconocido prestigio y fidelidad a la iglesia.

 

PREGUNTA:

 

Podéis narrarnos si ha habido una gracia particular que ha favorecido el desarrollo de los EIPAF.

 

 RESPUESTA:

 

Todo en los EIPAF es pura gracia y don.

 Especialmente providencial es la favorable acogida que desde los inicios han tenido por parte de la jerarquía de la iglesia, tanto por parte del P.C.F., por la Subcomisión de la CEE, y por todos los pastores obispos diocesanos, que al ser informados, ni uno sólo ha puesto objeción, mostrando su satisfacción y entregándonos cartas de presentación, que aconsejan la implantación en la diócesis y favoreciendo la presentación diocesana de la Misión, quedando en todas las diócesis visitadas conformado el EIPAF diocesano, bautizado con el nombre mariano de la patrona de la diócesis, y funcionando sin prisas, con mucha oración, preparando a los agentes, para el buen desarrollo de la Misión.

No puedo dejar de mencionar la existencia del primer mártir de los EIPAF, tal como lo definió D. Ramón Vita, entonces párroco de la parroquia de la Virgen Milagrosa de Madrid, que se encontraba presente cuando Luis, marido de Caridad, matrimonio enlace de la parroquia, se disponía a dar la última charla sobre pastoral familiar, en la clausura de la Andadura, y estaba ofreciendo su vida a la iglesia, para realizar el proyecto de conformar el equipo de Pastoral Familiar y un infarto fulminante le llevó al cielo.

La intercesión de Luís desde el cielo (para los EIPAF: “patrón” de los matrimonios enlaces de las parroquias) se evidencia, al ver la entrega y efectividad en la gestión, que realizan los matrimonios enlaces en las parroquias: ayudando al párroco a preparar la actividad y en la Misión de conformar el equipo de pastoral familiar, que acoge a las familias, conformando grupos familiares, que convierten los distintos tiempos de la familia, en verdaderos sujetos de evangelización, testigos de la fe, que atraen a la comunidad parroquial a nuevas familias.

 

Con toda humildad, he de decir, que el Señor desde el principio me ha preparado, por puro don que no merezco, con favores especiales: a los 2 años de edad, la noche del 7 al 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, me curó de un parálisis infantil, que afectaba a las dos piernas, de forma incomprensible para la ciencia, a través de la mediación de la consagrada teresiana María Jesús Arias, a la que confesaba mi tío, el padre Antonio Royo Marín O.P., teólogo dominico, quien en su día, comunicó el hecho al Vaticano (la forma de mis pies, según los podólogos, parecen pertenecer a una persona paralítica, sin serlo).

 En la mañana del 15 de Agosto de 1.995, mi vida de madre de familia cambia. De camino a la misa festiva, el Señor me hace entender, que por intercesión de María y como desagravio de amor a su Inmaculado Corazón, por los pecados que le ofenden desde la familia, el cielo concede un remedio especial para su recuperación, y que cuenta con nosotros.

 El día 1 de noviembre del mismo año, el Señor, como un adelanto de lo que vendría después, me regala un nuevo don: quitarme de fumar, sin sentir ni un sólo segundo de ansiedad, después de haberlo intentado durante años y pedido insistentemente en la comunión diaria, sin conseguirlo, pues era un vicio que me dominaba, y que de forma providencial desapareció: olvidándome de fumar, sin esfuerzo alguno por mi parte.

 Días después, el 11 de noviembre del mismo año, el Señor se volvió a manifestar de forma muy especial ( la más especial de todas), y recibí el encargo concreto de sacar adelante lo que vendría después.

 A partir de ese día, comenzó un dinamismo interior muy fuerte, como fuego en el espíritu y muy auxiliado por la Gracia, dando como primer fruto: la Asociación: Institución familiar, que nos permite la incursión en el mundo de la familia.

 

En el año 2001 comienza mi intervención en Radio María, con un programa de espiritualidad familiar, y comenzamos el Máster en el Pontificio Instituto J. Pablo II, donde conocimos la maravilla de la pastoral familiar de la iglesia y la necesidad de servirla.

El servicio se ve interrumpido los años 2003-04, por la aparición de dos tumores malignos de colon, de los que por pura gracia, estoy curada. Los EIPAF se perfilaron en las sesiones de quimioterapia, y tras diferentes pruebas y dones, que no veo necesario relatar.

 No sé si lo que relato pueden considerarse gracias, sí sé, que todo lo que rodea mi vida y a los EIPAF es puro don, incluida mi permanencia en Radio María, y las charlas y conferencias en congresos y jornadas, y lo que el Señor me quiera deparar, todo es pura gracia y puro don, de los que no soy digna, que despiertan en mí: amor, admiración, gratitud y entrega diaria al Señor de mi vida, confortada por el amor de María, el perdón y la Eucaristía, que son los pilares de mi vida, pidiendo fuerzas y sabiduría, para saber ver y cumplir en cada momento su Santa Voluntad.

 

PREGUNTA

 

 3) ¿Cómo conseguís conciliar los carismas de realidades eclesiales tan diversas, haciendo que colaboren sin contraposiciones estériles?

 

 RESPUESTA

 Este fue el primer obstáculo, que en los comienzos retrasó la formación del primer EIPAF diocesano: el temor de la jerarquía, por lo que la pregunta expresa.

Pero por pura gracia, no ha sido así. La incorporación de los distintos movimientos y carismas a los EIPAF se ha producido de forma natural, y no ha constituido problema, ni ficción alguna, teniendo en cuenta que: en los EIPAF colaboran personas pertenecientes a los distintos movimientos y carismas de la iglesia, sin que el movimiento se vea afectado, ni alterado en manera alguna, ni en su espiritualidad, ni en su carisma, ya que los EIPAF, no imponen una espiritualidad concreta, la espiritualidad de los EIPAF es la espiritualidad de la Iglesia de Roma , y lo único que hacen los EIPAF es: recibir la riqueza de la espiritualidad, que el Señor deposita en los carismas, canalizarla evangelizando a las familias, viviendo la normalidad de la comunión eclesial.

 Ningún movimiento ha mostrado oposición o descontento, excepto dos, que no es necesario mencionar, cuyos estatutos prohíben la inclusión en una misión distinta a la que propone el propio carisma y que prefieren participar en los EIPAF, como agentes de pastoral diocesanos, sin que ello constituya problema, para el desarrollo de la Misión.

 No obstante he de hacer notar, que en efecto, es imposible conciliar la imposición de un carisma con el dinamismo de comunión de los EIPAF, dándose el caso que: Hay diócesis que el obispo ha autorizado la Misión, y el delegado diocesano de la Pastoral Familiar, perteneciente a un carisma determinado, la ha interrumpido, en su afán de imponer en la diócesis el dinamismo de su propio carisma, que rompe la eclesialidad y la comunión de los EIPAF, que permanecen a la espera, de una mayor apertura, que acoja la vida de todos los carismas en la comunión de los EIPAF.

 La dificultad no surge por las personas que componen los EIPAF, sino por el celo desmedido de algún delegado de Pastoral Familiar por su propio carisma, que dificulta la implantación y el desarrollo del EIPAF diocesano.

 

PREGUNTA:

 

 ¿Si alguien leyendo vuestra experiencia quisiese desarrollar una iniciativa análoga, de dónde debería iniciar.

 

RESPUESTA

 

 Los EIPAF tienen un dinamismo concreto, reflejados en unos estatutos, que ha de ser respetados, para dar los frutos de santidad apetecidos.

 EL dinamismo de los EIPAF ha sido presentado desde el principio por la CEE en los distintos encuentros de familia, comenzando por el EMF en Valencia, nada más nacer, y en comunicaciones en todos los encuentros anuales, que la Subcomisión de Familia y Vida realiza con: Delegados Diocesanos de Pastoral Familiar, sacerdotes, movimientos y carismas de ámbito nacional, por lo que, el dinamismo de los EIPAF es suficientemente conocido.

 Por este motivo, algunas diócesis teniendo conocimiento deldinamismo, han querido realizar por su cuenta una experiencia similar, con matices distintos y no ha salido.

La experiencia demuestra, que para conseguir frutos, se ha de seguir el dinamismo de los EIPAF, que figura en los estatutos y que se expone a continuación:

a) Elegir unos coordinadores nacionales responsables del dinamismo de los EIPAF en las distintas diócesis.

b) Presentarlos al responsable de la Subcomisión de Familia y Vida de las Conferencias episcopales, solicitando de su caridad una carta de presentación, que permita llevar la Misión a las diócesis.

c) Visitar al Obispo diocesano, para presentar la Misión al Pastor responsable de cuanto acontece en la diócesis y solicitar con toda humildad: su oración, permiso y ayuda, para la implantación diocesana.

 

d) Concretar con el Delegado de Pastoral familiar una fecha de presentación diocesana del dinamismo de los EIPAF.

e) Convocar una jornada diocesana de familia que reúna a sacerdotes, personas pertenecientes a los distintos carismas que viven la diócesis, y agentes de pastoral familiar, para explicarles la Misión, solicitando su colaboración.

f)  Elegir un matrimonio o persona coordinador diocesano y un sacerdote consiliario, que serán presentados en la jornada de presentación diocesana de los EIPAF.

g) Bautizar el recién formado EIPAF diocesano, con nombre mariano de la patrona de la diócesis, o advocación que más se venere.

h) Distribuir entre los agentes del EIPAF, los temas del documento elegido a desarrollar en las parroquias, que han de preparar personalmente, poniendo los guiones o power de las presentaciones, a disposición de los coordinadores nacionales, para compartirlos con otras diócesis, si así lo solicitan.

i)    Los coordinadores diocesanos presentan la Misión en reuniones presbiterales, de arciprestazgo y a los consejos pastorales de las parroquias, preparando la acogida.

j)   El coordinador diocesano prepara el calendario, y busca la colaboración del matrimonio enlace, que ayuda al párroco a preparar la andadura y la Misión.

k) En cada una de las charlas de formación, se incide en la necesidad de conformar un equipo de pastoral familiar parroquial, que acoja y cuide la vida de la familia, para consolidar su fe y trasmitirla a familias alejadas, suscitando en los asistentes el deseo de colaborar

l)   Una vez finalizada la andadura en la parroquia, se ofrecen los servicios del EIPAF en sucesivas colaboraciones y charlas de familia, que puedan solicitar a través del recién formado equipo de pastoral familiar.

m)El dinamismo de los EIPAF es apostólico, y aunque los agentes a veces, sean profesionales en cuestiones de familia, el servicio a las parroquias es evangélico, y se desarrolla gratis date, por puro amor a Dios, a María, a la iglesia y a las familias, para difundir y reavivar la fe.

 RESEÑA

 Con toda humildad, aprovechamos la ocasión, para exponer nuestro deseo vivo en el alma desde hace tiempo de: presentar la Misión de los EIPAF en cuantas diócesis del mundo católico podamos servir a la pastoral familiar de la iglesia, de la forma que consideren oportuna, dónde, cuándo y de la manera que el Señor les indique,  para su implantación en la Iglesia católica si vive en al Voluntad del Señor .Para ello ofrecemos nuestra humilde colaboración, en todo lo que sea necesario, rogando a su caridad, respeten el carisma, que garantiza el éxito de la Misión, por la gracia de Dios y la intercesión de María, destinataria del amor de Dios, que busca en los EIPAF, una forma de desagravio por los pecados de la familia, que ofenden su Inmaculado Corazón.

 Elvira de los Ángeles y José María.

 CCGG de los EIPAF

 

Contacto:

Equipos Itinerantes de Pastoral Familiar - EIPAF
Avenida de las Regiones 8
28941 Fuenlabrada (Madrid)

 

Telf:+34/916150638

Telf. móvil:

+34/626398410

Correo electrónico: elviradelosangeles@hotmail.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Equipos Itinerantes de Pastoral Familiar - Eipaf